gafas y mascarilla

Trucos para que no se empañen las gafas con la mascarilla

El empañamiento de las gafas (aparición de vaho en los cristales) sucede por la diferencia de temperatura que se produce entre el aire que sale por nuestra nariz o boca y la temperatura de las gafas.

El primer paso es ajustar bien la mascarilla y las gafas.

  • Ponte la mascarilla por debajo y las gafas por encima.
  • Despliega la mascarilla completamente y ajústala lo más posible a tu cara  de modo que quede el menor hueco posible, sobre todo, en la parte superior.
  • Anuda las gomas de la mascarilla si fuera necesario, como hacemos en el caso de los niños.
  • Si la mascarilla tiene una pieza metálica en la parte superior ajústala para que no quede espacio entre ella y tu cara o este sea el menor posible.
  • Las gafas de pasta suelen quedar más cerca de la cara y se empañan más que las que son metálicas que suelen quedar más separadas. Así que, si tienes varias gafas, utiliza preferentemente las metálicas cuando uses mascarilla.

Usar un trocito de esparadrapo de papel en la parte superior de la mascarilla.

Usar jabón seco para evitar que se empañen las gafas.

Ésta es una propuesta que nos hace el Dr. León, es traumatólogo y utiliza gafas plomadas sin graduar para protegerse de la radiación. Este método funciona con gafas plomadas porque sus lentes son minerales, de vidrio, y por tanto, muy resistentes al rayado. Sin embargo, las lentes de las gafas que utilizamos la mayoría de personas ( 90-95 % ) son de materia orgánica, y por tanto, menos resistente al rayado, así que es muy importante mucha precaución y usar el jabón adecuado para evitar dañarlas.

Lo más difícil al usar el jabón seco es encontrar el punto de equilibrio para que la capa de jabón no te interrumpe la visión clara y que al mismo tiempo sea suficiente para que no se empañen las gafas. Y por favor, recuerda que con este sistema existe el riesgo de deteriorar las lentes.

Sprays antivaho.

Es rociado en la superficie interior de la lente e impide que el agua condensada se adhiera a ellas. Son usados para gafas deportivas y tienen una capacidad limitada.

Tratamiento antivaho.

Al igual que los tratamientos antireflejantes y de enduredido, se aplica sobre las lentes durante su fabricación. Además de ofrecerte una visión libre de vaho, las lentes que llevan este tratamiento: reducen los reflejos, rechazan el polvo, resisten a los arañazos, son fáciles de limpiar y cuentan con protección frente a los rayos UV.

Ahora que nos toca a aprender a sonreír con los ojos, espero que te hayamos podido ayudar con estos trucos. Pregúntanos en Opticalia Lázaro y resolveremos tus dudas. Puedes ponerte en contacto con nosotros llamando al 915016095 o mandando un mail a info.opticalialazaro@gmail.com