¿Qué es la diabetes y cómo afecta a la visión?

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. Se creó en 1991 para aumentar la concienciación global sobre esta enfermedad y es una oportunidad perfecta para dirigir la atención del público hacia las causas, síntomas, complicaciones y tratamiento de esta grave afección, que se encuentra en constante aumento en todo el mundo. 

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por tener niveles de azúcar altos en sangre, ya sea por la insuficiente producción de insulina o por un mal aprovechamiento de ésta por parte del organismo. La insulina es la hormona que produce el páncreas y que se ocupa de transportar la glucosa a través de la sangre para que sirva de energía al organismo. Los síntomas más frecuentes de la diabetes son:

  • Más apetito (polifagia) y sed (polidipsia).
  • Entumecimiento u hormigueo en las manos o pies.
  • Piel reseca o irritabilidad.
  • Visión borrosa.
  • Infecciones frecuentes de encías, piel o vejiga.
  • Curación lenta de heridas o llagas.
  • Sensación de cansancio.
  • Infecciones frecuentes.
  • Orinar con más frecuencia y una mayor cantidad de orina (poliuria).
  • Pérdida de peso.

Principalmente se reconocen tres formas de diabetes mellitus: tipo 1 (enfermedad inmunológica donde son destruidas las células productoras de insulina), la tipo 2 (forma más frecuente debida principalmente a una disminución de insulina y asociada a otras enfermedades) y diabetes gestacional (aparece en embarazo debido a que el organismo no puede producir la suficiente insulina para la gestación).

¿Cómo afecta la diabetes al ojo y a la visión?

Cuando la diabetes ha afectado a la retina se denomina retinopatía diabética y es producida porque los niveles altos de azúcar en sangre causan daño a los vasos sanguíneos.  Estos vasos sanguíneos pueden hincharse y tener fugas de líquido produciendo edema macular. También pueden cerrarse e impedir que la sangre fluya, dando lugar a isquemia macular y aparición de pequeñas partículas llamadas exudados. A veces, se generan nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina que se denomina neovascularización. Todos estos cambios pueden provocar pérdidas la visión.

Síntomas de retinopatía diabética

  • Mayor número de moscas volantes
  • Visión borrosa y fluctuante
  • Aparición de manchas grisáceas en el campo visual
  • Mala visión nocturna 
  • Los colores se ven atenuados o apagados
  • Pérdida de visión

La mejor manera de tratarlo para detener la pérdida de visión es controlar su azúcar en sangre y la presión sanguínea, seguir la dieta que le ha recomendado su nutricionista, tomar los medicamentos que le recetó su médico y acudir a su especialista de la visión periódicamente. Para cualquier duda o para pedirnos cita para hacer un examen visual puedes llamarnos al 915016095 o escribiendo a info.opticalialazaro@gmail.com