¿Puedo volver a usar lentillas tras la pandemia?

Después de tantos días de confinamiento parece que ya vamos a poder salir un poquito más a la calle y vamos a ir iniciando nuestras rutinas.

En estos últimos días hemos notado que en nuestro correo nos preguntáis acerca de lo que tenéis que hacer para retomar el uso de vuestras lentillas. En este blog vamos a intentar solucionar algunas de estas inquietudes, ya que el uso de lentes de contacto continúa siendo una forma segura y eficaz de corregir la visión. Nos aportan mayor campo de visión, comodidad a la hora de hacer deporte, no se empañan con la mascarilla y son una alternativa interesante para protegerse de la luz UV combinadas con las gafas de sol.

En primer lugar, recordar que la limpieza es la prioridad para el usuario de lentes de contacto y que las lentillas no provocan infecciones por sí mismas, pero un mal cuidado o una incorrecta limpieza podría causarlas. Si eres usuario de lentes desechables diarias, recuerda que las tienes que reemplazar después de cada uso. Si usas lentes mensuales, te recomendamos que las tires junto con el estuche y comiences a usar unas nuevas. Si, por el contrario, usas lentes semirrígidas (gas permeable), recordarte que la única manera de mantenerlas desinfectadas es la limpieza. 

Cada día que te pongas las lentillas tienes que seguir las mismas indicaciones que te dio tu especialista cuando te las adaptaron, porque no podemos saber si las lentes están infectadas o no, pero sí que sabemos que los sistemas de limpieza son eficaces para desinfectarlas. Hacemos un resumen rápido:

  • Lávate las manos con jabón y sécalas con toallas de papel antes de manipular tus lentillas.
  • Puedes seguir usando el mismo sistema de limpieza y mantenimiento que te aconsejó tu profesional sanitario, prestando especial cuidado en frotar las lentes inmediatamente después de cada uso. Puedes optar por usar un jabón isopropílico (no frotar más de 20 seg si la lente es blanda) y una solución única o bien un sistema de peróxidos.
  • Tirar la solución de mantenimiento del portalentes después de cada uso.
  • Acláralas con solución salina y nunca con agua, ya que esta no es estéril.

Ten especial cuidado de no exponer los estuches, tapones de líquidos y goteros sobre superficies que puedan estar contaminadas.

Esperamos haber podido solucionar algunas de las dudas y deseamos que poco a poco vayamos recobrando la “normalidad” y volvamos a vernos muy pronto. Para cualquier duda nos puedes escribir al mail info.opticalialazaro@gmail.com o llámanos al 915016095. Si te has quedado sin lentillas, pídenoslas y nosotros te las llevamos a casa.